¡Verano equivale a vacaciones!

15/4/2015

El secreto de los gatos viajeros es el transportín. Pero para los que no lo conocen puede convertirse en un miedo por lo que hay que tener paciencia y acostumbrarlo a él. Se debe dejar el transportín al alcance del animal tiempo antes del viaje de manera que vea que es un lugar al que puede entrar y del que puede salir voluntariamente. Así no lo considerará una amenaza contra su libertad.

Una vez nuestra mascota llegue al lugar nuevo donde va a vivir durante un tiempo determinado necesita adaptarse. Se le hace más fácil este proceso si llevamos con nosotros todas sus cosas de manera que los olores sean familiares y no se sienta tan alejado de su hogar. De este modo se acostumbrará a que lo llevemos con nosotros de viaje sin que esto le genere ningún tipo de estrés.